El chorro oficial

Por Mariano Kairuz

Después de años de discusiones sobre la piratería, el colapso de los videoclubes, el cierre definitivo de las distribuidoras de DVD en el país y la polémica por el boom de Cuevana –un sitio fundado por tres amigos sanjuaninos que provee de series y películas gratuitas y online–, el desembarco de la empresa norteamericana Netflix parece ser la respuesta perdurable a todas esas inquietudes: el streaming, o cómo combatir la piratería, ofrece precios razonables y una oferta variada de música, películas y series. Radar explora los matices, tantea sus limitaciones, escucha a sus responsables y recorre los demás sitios (incluido uno de Juan José Campanella para la producción argentina) que aspiran a cumplir el sueño de los fanáticos: la videoteca total. A cambio de un módico precio.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: